Más de 200 docentes de INACAP están participando en Diploma de Aprendizaje y Resolución de Problemas de Matemática

ARPA

ARPA

Activando la Resolución de Problemas en las Aulas

El diploma es un espacio dirigido a docentes que trabajan en instituciones de educación superior y que les permite liderar un aprendizaje activo en sus clases de matemáticas.

“Aprendizaje y Resolución de Problemas en Matemática en Educación Superior” es el nombre del diploma desarrollado por la iniciativa ARPA del CIAE y el Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Chile (IE), que actualmente están cursando alrededor de 200 docentes de matemáticas de INACAP, pertenecientes a 21 sedes del país desde Arica a Punta Arenas. El diploma comenzó en 2020 con docentes de 10 sedes y el año 2021 se sumaron profesores/as de las 11 sedes restantes.  

Este programa forma parte de la oferta de diplomas de postítulo en modalidad cerrada que imparte el IE, y tiene por objetivo desarrollar y fortalecer  habilidades y conocimientos de los docentes de matemática que trabajan en instituciones de educación superior (universidades, centros de formación técnica e institutos profesionales), con foco en el aprendizaje y  la resolución de problemas. 

Según explica Patricio Felmer, director de la iniciativa ARPA y coordinador académico del diploma, esta instancia de formación les permite a los docentes liderar un aprendizaje activo de sus estudiantes en sus clases de matemática: “Desarrollan habilidades relacionadas a la percepción e interpretación de situaciones de clases de resolución de problemas mediante el análisis de videos y, por otro lado, fortalecen sus conocimientos pedagógicos, como la planificación de clases de resolución de problemas matemáticos mediante el trabajo colaborativo con sus pares”. 

Natalia Ruiz, coordinadora ejecutiva del diploma, destaca que la colaboración es una de las habilidades claves que se adquieren, en este sentido señala que “los docentes planifican en grupo las clases de resolución de problemas que posteriormente ellos van a implementar en el aula, y también tienen espacio para reflexionar sobre las situaciones que ocurrieron en sus clases y analizarlas, a través de videos o discusiones, y en conjunto con otros docentes buscar soluciones para llevarlas a cabo mejor”. 

Agrega que con las clases de resolución de problemas el objetivo es que, en el aula, los y las estudiantes puedan ser protagonistas: “Buscamos que los/as estudiantes resuelvan problemas usando sus propias estrategias y el docente es un guía, quien orienta a través de preguntas, o pone desafíos de acuerdo al grado de avance de los y las estudiantes”. 

Considerando el contexto de pandemia, las clases del diploma se realizan en modalidad online. Para Natalia Ruiz, esta modalidad ha funcionado bien ya que “permite una conexión entre estudiantes de diferentes partes del país, y el diplomado es bien práctico, por lo tanto, los docentes pueden ir experimentando y viviendo este mundo virtual, acceden a un montón de herramientas virtuales, el profesor desarrolla estas habilidades y es una ayuda para cuando tiene que hacer sus clases”.

Docentes como monitores

Por otra parte, son los mismos docentes de INACAP, capacitados en talleres ARPA de años anteriores, quienes están trabajando como monitores del diplomado. Una metodología que se basa en la importancia de desarrollar capacidades internas para dejarlas instaladas dentro de las instituciones. 

En este sentido, José Miguel Araus, Subdirector de Proyectos y Programas Transversales de INACAP, destaca el gran interés y compromiso por parte de los docentes y el importante trabajo que realizan como monitores: “Son docentes de la institución quienes se han formado previamente en las metodologías, y que hoy son quienes guían este proceso formativo. Este compromiso y entusiasmo es de gran valor considerando las actuales condiciones que estamos viviendo, con incertidumbres y dificultades, porque mantiene como prioridad y centro de nuestro trabajo, el compromiso con la formación y el aprendizaje de nuestros estudiantes. Nos tiene muy contentos por el gran impacto a nivel institucional, específicamente para los más de 35 mil estudiantes que cada año cursan esta asignatura”, señala. 

Para Lorena Rosas, docente de INACAP y monitora en las sedes de Rancagua, Calama, Talca y San Pedro de la Paz esta ha sido una gran experiencia: «Para mí, el hecho de trabajar capacitando a otros colegas de la institución, provenientes de distintas zonas del país, ha sido muy grato y enriquecedor. Creo que esta instancia es una gran responsabilidad y una bonita oportunidad de aportar a la formación docente en la Educación Superior técnica Profesional (ESTP) desde la Resolución de Problemas como eslabón inicial de un proceso de búsqueda de identidad disciplinar”, señala. 

 Agrega que es importante continuar con este tipo de instancias, ya que como monitora ha podido constatar cambios en el pensamiento de los docentes y un mayor involucramiento de sus estudiantes: “Sin duda, debemos seguir propiciando este tipo de instancias que unen a los docentes de ciencias básicas de INACAP a lo largo del país».

Fuente: Comunicaciones IE

 

Comentarios

Imagen propiedad de ARPA